Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Cinemascope -Blog de Pelicula
Blogmusica -Tus artistas favoritos
Aeis -Un Blog Justo
AlucinaVecina -Si ella lo dice...
Apostar -El juego en internet...
ApuestasDe -Apuestas y mas
Cyberspace -Solo para Geeks
Derecho Animal -Defendamoslos
Finanzas -Hablemos de dinero
Humanonline -Noticias de empleo
Becas MEC Malta
Interesante de nuestros patrocinadores

Aguas con la pre-posada

Dic-10-2012 By admin

Esta es la temporada favorita de todo el oficinista promedio, tiempo de esparcimiento y felicidad, gasto innecesario y buenas imitaciones de amistad. Es el mes en que juegan al amigo secreto, se dejan pistas y detalles hasta que llega el gran día de la comida de oficina en que se revela quién es el “amigo” de quién, intercambian regalos y en medio de risas y gritos hacen de cuenta que celebran muy bien. Es el mes en el que los jefes beben con los subalternos, los colegas se deschongan y bailan y cantan y ríen a carcajadas unos con otros. Los empleados esperan ansiosos la fecha de la comida de fin de año para ponerse sus mejores trapos y comer con la misma gente que ven cinco o seis días a la semana durante al menos ocho horas. Ese día, al son de unos tequilas, el de las copias perdona al fin a la señora que le gritó hace siete meses. Ese día todo el mundo trabaja medio tiempo. O eso dicen, porque en realidad se les va la mañana en ponerse de acuerdo en quién se va con quién y cuál es la mejor ruta, en criticar los perifollos de otros, en convencer al amargado de que no sea gacho y vaya, en pasar por el súper para comprar el Bacardi y las cocas para las cubas que les alegrarán la tarde. Los muchachos se acercan a las muchachas y les preguntan si bailan la cumbia. Las muchachas, halagadas corren al baño a retocarse el maquillaje, arreglarse el peinado y decidir si se pintan los labios o los dejan al natural. Se siente la emoción en el ambiente. La fauna Godínez es liberada y peor que en viernes de quincena porque hoy pasean en masa.

La semana pasada pasé por mi bar de confianza y no pude quedarme a tomar ni un vasito de agua sin hielos porque había un grupo oficinista haciendo su intercambio navideño. Comieron ahí y les iban enfilando las botellas que se terminaban. Seis o siete champañas, cinco herraduras, tres Ballantines. Eso más lo que algunos comensales pedían directamente en la barra. Se veían contentos. Bromas y carcajadas. Gente que se ve todos los días, pero hoy con más ganas… tantas que algunos ya ven doble.

Yo seré muy fan de la bebida, el bailongo y las risotadas pero nomás con mis cuates; no pertenezco a su grupo ni me identifico en lo absoluto con el intercambio de regalos. Salí despavorida, pero no sin antes comentar el punto con algunos de los muchachos que trabajan en dicho bar. La gerente me dijo que no me asustara, que ya casi se iban. El cantinero me dijo “no están tan mal, aunque sí se les nota que no salen mucho a pasear”. El mesero me dijo “Son mal educados, los llevan a un restaurante bonito y creen que tienen que ser mamones con los meseros para sentirse a la altura del lugar”. El gerente del siguiente turno me dijo “querías tomarte un vinito tranquila”.

Sí. Si usted llega sin previo aviso a un restaurante o bar y se topa con una celebración navideña de oficina, corra. No disfrutará su cena, ni sus vinos, ni su café, ni su libro. No podrá escuchar sus pensamientos ni los de su interlocutor, en caso de que lo haya. Serán horas de suplicio a cambio de casi nada. Dejemos que los Godínez sean felices. Es tiempo de dar, démosles su espacio. Faltan sólo 15 días para Navidad. Después de eso todo volverá casi a la normalidad. Procure las reuniones caseras, las salidas discretas a lugares pequeños que los oficinistas ignoran. Evite bares y cantinas, en especial en zonas donde hay muchas oficinas —Condesa, Polanco y Santa Fe vienen a mi mente—. Desintoxíquese. Escuche la música que le gusta en la comodidad de su hogar. Procure que los gritos y las carcajadas provengan de gente que está cerca de su corazón. Cómprese unas cañas y unos tejocotes y prepare un ponche o rellene una piñata. No importa lo que haga, sólo evite que lo atrape la noche en medio de la comunidad Godínez.

Dicen que los amigos los escoges tú y los compañeros de trabajo, como la familia, vienen impuestos. Claro que en el caso de los compis, y con permiso de la crisis económica, siempre puedes buscar otras compañías.

La mayor parte de tu tiempo lo pasas en tu trabajo, compartiendo horas con personas con quien, en el mejor de los casos, llegas a establecer vínculos de amistad o, en el peor de los casos, estás deseando que se caigan de la silla (por decirlo finamente).

Hace un tiempo tuve la “suerte” de coincidir con una fauna laboral bastante curiosa. Por lo menos tenía garantizadas las risas. Afortunadamente, todavía conservo “espías” que me mantienen al día y hacen perdurar mi sonrisa.

Hace unos días, en dicha oficina se pudo escuchar una conversación tal que así:

  • Oficinista 1: ¿Cuántas vírgenes hay? Quiero decir, ¿todas las vírgenes son la misma*?
  • Oficinista 2: Sí (con tono de sorpresa).
  • Oficinista 1: Pero, ¡qué diferencia hay entonces entre ellas? ¿Entre la Moreneta, la de la Alegría o la Macarena? Si son la misma virgen, ¿por qué se llaman diferente y son diferentes?
  • Oficinista 3: Sólo hay una virgen pero … (explicación extensa de la catequesis que se perdió).

Mientras, el resto del departamento que está escuchando la conversación está a punto de morir asfixiados mientras se aguantan la risa y las ganas de llorar al tiempo que se cruzan miradas.

Finalmente, el remate…

  • Oficinista 1: Es que yo siempre me he preguntado que si la Virgen tuvo un hijo y hay tantas vírgenes, ¿Cuántos Cristos hay?

¡Veeeennnnggggaaaaaa!!!!! Dos mil años de tradición cristiana a tomar por…. y que conste que la Oficinista 1 estudió cuando todavía existian la EGB y el BUP y COU, tiene carrera universitaria y fue a un colegio privado.

De verdad, que exagerando un poco por aquí, alargando esto otro por allá y con un par de gags más queda un monólogo estupendo para el Club de la Comedia.

*Nota de la escritora: pues depende de si se lo preguntas a un cristiano o a un yihadista, el concepto no es el mismo bonita.

Este post ha sido escrito a 4 manos con la ayuda inestimable de Eilish. Sin ella no hubiera sido posible :-) Os recomiendo que leais su blog.

Dicen que los amigos los escoges tú y los compañeros de trabajo, como la familia, vienen impuestos. Claro que en el caso de los compis, y con permiso de la crisis económica, siempre puedes buscar otras compañías.

La mayor parte de tu tiempo lo pasas en tu trabajo, compartiendo horas con personas con quien, en el mejor de los casos, llegas a establecer vínculos de amistad o, en el peor de los casos, estás deseando que se caigan de la silla (por decirlo finamente).

Hace un tiempo tuve la “suerte” de coincidir con una fauna laboral bastante curiosa. Por lo menos tenía garantizadas las risas. Afortunadamente, todavía conservo “espías” que me mantienen al día y hacen perdurar mi sonrisa.

Hace unos días, en dicha oficina se pudo escuchar una conversación tal que así:

  • Oficinista 1: ¿Cuántas vírgenes hay? Quiero decir, ¿todas las vírgenes son la misma*?
  • Oficinista 2: Sí (con tono de sorpresa).
  • Oficinista 1: Pero, ¡qué diferencia hay entonces entre ellas? ¿Entre la Moreneta, la de la Alegría o la Macarena? Si son la misma virgen, ¿por qué se llaman diferente y son diferentes?
  • Oficinista 3: Sólo hay una virgen pero … (explicación extensa de la catequesis que se perdió).

Mientras, el resto del departamento que está escuchando la conversación está a punto de morir asfixiados mientras se aguantan la risa y las ganas de llorar al tiempo que se cruzan miradas.

Finalmente, el remate…

  • Oficinista 1: Es que yo siempre me he preguntado que si la Virgen tuvo un hijo y hay tantas vírgenes, ¿Cuántos Cristos hay?

¡Veeeennnnggggaaaaaa!!!!! Dos mil años de tradición cristiana a tomar por…. y que conste que la Oficinista 1 estudió cuando todavía existian la EGB y el BUP y COU, tiene carrera universitaria y fue a un colegio privado.

De verdad, que exagerando un poco por aquí, alargando esto otro por allá y con un par de gags más queda un monólogo estupendo para el Club de la Comedia.

*Nota de la escritora: pues depende de si se lo preguntas a un cristiano o a un yihadista, el concepto no es el mismo bonita.

Este post ha sido escrito a 4 manos con la ayuda inestimable de Eilish. Sin ella no hubiera sido posible :-) Os recomiendo que leais su blog.

Y aquí estoy nuevamente, después de años de trabajo he vuelto a ser un simple mortal cesante. El destino laboral y económico ha hecho replantearme la vida y recordar mis tiempos de estudiante cuando me preguntaba ¿Cómo vestir para la entrevista de trabajo? Yo tengo la teoría que los hombres tienen clasificaciones según su tipo de trabajo, aunque hay algunos que son inclasificable, como vedetos y humoristas. Si usted no aplica con estas 2  profesiones anteriores, entonces comience a prepararse y trate de buscar su look:
1. IMAGINARIOS: Los hombres imaginarios son todos los que trabajan en espacios creativos, publicidad, marketing, diseño, etc. Aquí también están los hiperactivos e hiperventilados, los que nunca lograron superar el déficit atencional. Todas estas personas debemos tener una impronta que refleje lo que pensamos: Imagínese usted llegando un publicista vestido entero de negro… foooooome. Este estilo de personas tiene que buscar diseño y colores en su ropa, donde los pequeños detalles son sumamente importantes, tales como calcetines, corbatas, cinturones o chalecos, diseños que en aspectos visuales permite recordar a la persona más claramente: ¿Cuál es ese? AH! EL DEL CHALECO CON HARTOS COLORES, SI, SI ME ACUERDO.

Es bueno recordar que si usarás los colores como punto de referencia debes neutralizar con colores oscuros o grises tal como en los color block de post anteriores (pinche aquí para verlo). Si es verano, privilegie el diseño y las texturas de la tela como foco de atención como la segunda imagen.

2. EL OFICINISTA O EMPLEADO PUBLICO: Aquí debes ser inteligente, probablemente la mitad de los entrevistados irán con el mismo traje que para la primera comunión, el matrimonio de la hermana, el funeral del tío y que probablemente se lo compro para su fiesta de 15. Este uniforme es el típico traje negro, camisa blanca y corbata roja o azul. FAIL!!! Y para peor les queda grande porque se lo compraron demasiado crecedorcito. En este tipo de trabajo la innovación no es bien recibida así que sea cuidadoso en su ropa: aquí opte por lo clásico pero no por lo fome. Opta por colores oscuros (sin ser negros) como marco, preocúpate de llevar calcetines a tono con tu traje ojalá de hilo y por favor no hagas el rídiculo de ir con CALCETINES DEPORTIVOS!!, usted no es ná Michael Jackson. Ahora en cuanto a las camisas busca colores básicos como el blanco o diseños de pequeñas líneas, pero si eres de los que suda más que mormón en verano, entonces omite los colores pasteles para que no se note la laguna que habita bajo tu brazo. Si piensas en usar colores estridentes, una camisa a cuadros puede ser una buena idea siempre y cuando no te saques la chaqueta, si no parecerá que caminas un domingo cualquiera por la ciudad.

Pone atención en tu corbata, ésta debe ser sobria, sin mucho diseño, en este tipo de trabajo el mejor recuerdo es el conjunto tradicional, no un detalle estridente. Esto es la primera entrevista, la primera impresión, después en el día a día puede optar por los tips de cómo VESTIR PARA IR A TRABAJAR que publicamos en algunos post atrás y arriesgarte un poco más (pinche aquí si quiere ver el post).

3. EL 4 x 4:  El hombre que se incluye dentro de este estilo es el típico profesional de terreno, que trabajará probablemente con la naturaleza, tendrá los zapatos llenos de barro y que si sus pasos por las calles acumularan kilómetros Lan Pass él y su familia podrían vivir viajando a Europa. El profesional 4 x 4 debe demostrar vitalidad y energía, sería raro ver a un asistente social llegando a una población en toma enfundado en Armani ¿Desubicadito, no?. Para la primera entrevista, el jeans es su opción, los oscuros permiten mejores juegos y riesgos en la parte superior, si son focalizados, que sean sutiles y no parezcan sucios ni oxidados o tengan roturas (típica de la colección de Zara para este verano), sólo un pequeño desgaste es lo recomendado. No use zapatillas, nunca tan casual (por ahora) y si es prevencionista le recomiendo ir con sus zapatos de seguridad, un segurito es un segurito. En cuanto a las camisas opte por camisas a cuadros, con líneas angostas si es gordillo y líneas amplias si es flaquillo, demuestre dinamismo en su camisa, porque probablemente omitirá la corbata donde uno más puede jugar. Chaqueta lisa y sólo como complemento anexo, después de todo usted casi no ocupará chaqueta en el día a día, incluso puede pensar en la chaqueta de cuero de estilo sport. En resumen usted apueste por un look semi formal, incluso por uno informal siempre y cuando el trabajo sea con la comunidatttt o faenas forestales por ejemplo.

NO PROFESIONALES: Por último están todos aquellos trabajos que no son profesionales y que se toman cuando uno está estudiando, cuando uno no estudió o cuando estudió pero no encuentra trabajo. Me ha tocado presenciar filas largas de personas que para postular al puesto de bodeguero o vendedor visten de traje, cuando el aviso no lo pedía, lo mismo en las ferias laborales, donde miles de personas transitan entregando curriculum asfixiado bajo los 30ºC de calor con sus trajes negros y la corbata asfixiando el poco cuello que tienen. Usted no lo haga, no sea menso. Vista bien pero no se sacrifique en dignidad. Al igual que el 4×4 opte por un estilo formal casual, pero un poco más urbano. Si es verano y está en una feria laboral, cuellito polo en colores lisos, como opus dei en día domingo, jeans y zapatos. Si ese día no es asfixiante, el chaleco puede ser una aletrnativa para verse más formal, con diseños estilo POLO. OJO la corbata, si la usará, que sea delgada, nada peor que esa idea errada que mientras mas gruesa la corbata más elegante se verá: usted no lo haga. Dependiendo del tipo de trabajo, las zapatillas no están de más, ir a pedir trabajo en Starbucks de gala es un error terrible. Si usas zapatillas que sean tradicionales sin grandes alaracos, no chalas y menos un espécimen que asemeje a una SHalabota.

ALGUNOS TIPS BASICOS QUE NO DEBES OLVIDAR:

-          Lleva siempre un chicle que botarás antes de entrar a la entrevista. Nada más flaite que estar hablando y rumiando al mismo tiempo

-          Ese día no ocupes sombreros (que me encantan), tu pelo resultará aplastado y parecerá un bisoñé.

-          Sé breve en tus respuestas, quien te entreviste probablemente deba hacerlo a 1000 personas más.

-          Si no tienes plata para comprar perfume, pasa antes a una tienda de retail y pide probar uno. Nada puede generar mejor impresión que un buen perfume. Pero ojo, ese día no te arriesgues a probar nuevos aromas.

-          Insistiré en los calcetines, no blancos ni que digan adidas PLEASE!!!

-          Si sudas mucho ocupa chaqueta para disimularlo y trata de caminar lo menos posible ese día: Mejor irse temprano y llegar antes que llegar todo sudado. Si hace demasiado calor, ocupa una camisa negra pero preocupate de que los pantalones sean claros para hacer el contraste y no pases por gótico depresivo.

PROXIMA ENTRADA: 10 de NOVIEMBRE. escrita por @raymond_marble