Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Interesante de nuestros patrocinadores

Vuelta a casa

Ene-1-2013 By admin

Happy New Year! Entramos en el 2013 con esperanza y mucho positivismo. Durante las fiestas navideñas me he dado cuenta de lo mucho que puede cambiar la vida en poco tiempo. Cuando tomé la decisión de venirme aquí, nunca pensé que viviría tantas experiencias. Ahora que he tenido que pasar las fiestas lejos de mi familia valoro mucho más lo que me dan, lo mucho que echo de menos a todos ellos y lo bonito que es verles sonreír. Sin embargo, estar aquí me ha dado una visión diferente de las cosas, me ha hecho revivir momentos del pasado que creí tenerlos olvidados y volver a sentirme feliz, incluso trabajando 12 horas al día.

Creo que todo el mundo puede cambiar y que son las vivencias y uno mismo quién crea dicho cambio. Sin darme cuenta, la vida aquí me ha ido enseñando cosas, unas veces de manera más suave, otras con algo más de agresividad… Pero nada de lo que no pueda sacarle partido. Doy las gracias por el aprendizaje, por conocer a gente que si no hubiera sido por ellos, ya habría abandonado y de haber descubierto algo en mí muy diferente a lo que estoy acostumbrada a ver en el espejo.

Dentro de unos días vuelvo a casa. En principio, para dos semanas, pero lo único que tengo que me asegure la vuelta a Southampton es el billete de avión. Aún no he encontrado un trabajo estable y con lo que me pagan de la agencia no puedo permitirme un alquiler. Vuelvo a estar sin rumbo, pero ahora estar perdida no es empezar desde cero, es empezar desde el principio.

happy new year

 

Ya en Vigo, despidiendo el año entre familia y amigos, he decidido hacer balance de este 2012. Ha sido un año extraordinario personal y profesionalmente, aunque hayamos perdido a gente querida que volveré a visitar cuando me toque ir al cielo.

En el ámbito laboral, el año comenzó con una gran intensidad laboral (Gente, Ceroacero) y el pluriempleo necesario para llegar a fin de mes. Había dificultades por todas partes, pero hubo que levantarse una y otra vez para hacerlo lo mejor posible, disfrutar cuando se podía de la pasión por este oficio y lucir con orgullo el nombre y los apellidos que mis amados padres me dieron. Jamás he aprendido tanto.

Tras seis años de entrega profesional en el mismo sitio, una llamada al despacho significó el adiós, la visita a las oficinas del INEM. No fueron las formas adecuadas, pero lo agradezco. Pese a la incomodidad, no habría tenido la valentía para huir. Mantuve la actividad periodística gracias a una reconfortante colaboración futbolística, aproveché todo ese tiempo libre que uno no tiene cuando su reloj es un cronómetro y en julio surgió una sorpresa mayúscula: una oferta laboral para trabajar como ALPS Communication Support en Airbus Operaciones de Getafe. He aquí un mundo nuevo donde poder desarrollar todo lo sé y en un ambiente agradable donde aprendo cada día. Ojalá dure mucho tiempo.

Personalmente, las cosas han ido muy, muy bien. Tengo una pareja maravillosa desde hace ya siete años, mis padres están bien, he arreglado las diferencias que tenía con mi hermana (la culpa no siempre es del otro), formo parte de una gran familia y puedo presumir de buenos amigos con los que pasar ratos inolvidables. No importa la cantidad. Sólo la calidad. Ha costado mucho y nunca sabes lo que va a pasar, pero tengo la impresión de que soy yo mismo. Muchas veces duele sentirse así, aunque al final sales ganando.

En ocasiones, me siento culpable por tener sensaciones tan positivas en un entorno hostil, destrozado por la crisis económica. Nadie me ha regalado nada, pero también he tenido esa pizca de suerte que hace falta. Desde aquí, quiero animar a todas las personas que lo están pasando mal para que levanten la cabeza y miren hacia delante. Mientras tanto, quiero compartir con vosotros el momento musical del 2012: el concierto de Bruce Springsteen en el Santiago Bernabéu (Madrid) el pasado 17 de junio. Gracias, Javi.

¡Salud!

Trabajar amm no lo creo…

Dic-29-2012 By admin

Bueno estube buscando empleo pero la verdad es que no me interesa tanto el dinero si no lo que quiero es no perder tiempo y poner sacar provecho de el pero aqui en la ciudad de mexco es muy dificil tener un empleo ami edad pero en fin espero sobrevivir con el dinero que me den mis padres.

Solo en casa 2

Dic-25-2012 By admin

La “fiesta” prometida por el Austriaco no llegó nunca. O, al menos, no por ahora. Peor para ellos, porque el jamón me lo he comido con el Argentino. Voy a ir por partes.

Mi primera Nochebuena lejos de casa consistió en trabajar de 17:30 a 00:08, aunque según el horario semanal del Austriaco tendría que haber sido de 18:00 a 22:00. No se lo digáis a nadie, pero casi que preferí empezar antes y acabar más tarde, porque a falta de familia en 2.000 km a la redonda, poco más podía hacer. En realidad podría haber terminado antes pero, cómo no, los Gäste que parecen españoles tuvieron una larguísima sobremesa y… en fin… poco más podíamos hacer…

Por primera vez desde que llegué, el Cocinero turco nos preparó a los que teníamos que cenar aquí lo mismo que a los clientes. Para ello me vino de perlas contar con la foto del menú, porque hoy sí puedo decir que cené Schweinslungenbraten. Que es lo mismo que hemos comido hoy, ya que sobró bastante. Incluso recalentado en el microondas está riquísimo. Y del postre ni hablar… Ayer no me tocó (mala suerte), pero hoy nos había dejado los restos de anoche, así que me he comido un trozo bien grande de Lebkuchen.

Al margen de eso, la “fiesta” de anoche consistió en brindar con vino blanco junto con el resto de mis compañeros en la cocina. Aquí tienen una costumbre que me ha recordado mucho a la última cena que hicimos en aquel restaurante argentino cerca de Sol… eso de mirarse fijamente a los ojos cuando estás brindando… Sí chicos, ayer también me acordé de vosotros. Y después de brindar, regalito de parte de La Jefa:

Regalito de la casa

Regalito de la casa

… o eso dice el Austriaco, pero en realidad sólo nos han dado el vino a los de mi hotel, no a los trabajadores de los otros dos… O al menos la Eslovaca dice que a ellos dos no les han dado nada…

Mi día de Navidad ha sido “casi” perfecto. Digo casi porque, evidentemente, no estoy en casa como las pasadas más de dos décadas, pero he hecho de todo un poco. Me he levantado a las 11 de la mañana (porque era mi día libre y me hacía ilusión hacerme ese regalo de navidad), he comido a las 12 y a las 14:35 me he bajado con el Argentino a su casa. Allí me ha presentado a su mujer, una austriaca que habla perfectamente español, y a sus dos hijos, de 5 y 10 años. Una familia realmente encantadora, sí señor. Más tarde ha venido un compañero de trabajo del Argentino, que es Inglés, hemos juntado mi jamón serrano con sus provisiones alimenticias, y hemos hecho una merienda-cena que ha quedado muy rica.

Ya puestos, he probado manjares típicos austriacos, a saber: Mohnkuchen (si buscáis la foto, lo negro no es chocolate, sino semillas de amapola negra. Y no, en contra de lo que parece, tiene un sabor delicioso. Receta aquí), Punsch o Glühwein (no estoy segura, pero era vino caliente con miel, ¡¡riquísimo!!) y algo de fiambre, pan negro, unas aceitunitas, etc. ¡Me está entrando hambre solamente al recordarlo!

Mientras tanto, el Argentino y su mujer me han estado explicando cosas sobre cómo funcionan aquí los números de teléfono, las cuentas bancarias, y ciertas costumbres austriacas que aún me siguen sorprendiendo, como el tema de horarios, las confianzas que se toman algunas personas entre sí… Yo tenía entendido que por aquí la gente era más fría, pero me han explicado que esto al fin y al cabo no es Alemania, y que estamos en un pueblo, no en una ciudad grande, por lo que es relativamente lógico encontrarte, por poner un ejemplo, al Camarero hablando con confianza con los Gäste mientras éstos están comiendo. Sí, lo hace, y eso que no tiene relación de parentesco alguna con los dueños del hotel (el Chef y La Jefa), que son quienes sí lo hacen. También me han contado que no son tan estrictos con los horarios como los alemanes, que les gusta pasar sus vacaciones siempre en el mismo sitio y que aquí, cuando una mujer sonríe a un hombre, éste tiende a pensar que la mujer en cuestión está interesada en él. Así que supongo que debe ser relativamente fácil ligar…

Próximas entregas: celebración de nochevieja y otras anécdotas curiosas. Auf wiedersehen!