Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Sobrecualificación, o cómo motivarse para estudiar hoy en día



El País ha publicado hoy esta noticia: España es el país de la UE con más trabajadores sobrecualificados.

Cito partes del artículo:

España es el país de la UE con más trabajadores sobrecualificados, es decir, aquellos que tienen un título universitario o de FP de grado superior pero ocupan un empleo por debajo de ese nivel de formación: son un 31%, frente a un 19% de media europea.

La sobrecualificación es un grave problema que arrastra España desde hace años (…) ya aparecía en un estudio de la UE de 2008, con datos de 2006, como uno de los países con más sobrecualificación entre sus titulados superiores; era del 38%, solo por delante de Irlanda y de Estonia.

En cualquier caso, desde 2008 han pasado ya tres años de intensa crisis que no está claro cómo han podido afectar a los niveles de sobrecualificación en un país que ha superado el 20% de paro general y el 45% de paro juvenil.

Y esto me hace pensar… ¿qué motivación puede tener hoy en día alguien para emprender una carrera universitaria?

Antes, en la generación de nuestros padres, estudiar una licenciatura era un privilegio, y aquellos que lo hacían tenían trabajo asegurado. Bien es cierto que hoy en día hay una intensa falta de puestos trabajo, tanto para cargos que necesiten carreras como para aquellos que no. Pero es realmente destacable el hecho de que, cada vez más, la gente opta por estudiar un ciclo de Formación Profesional en vez de su “equivalente” universitario. O bien, al terminar una carrera es muy común hacer uno o varios másters, o bien muchos cursos de formación adicional.

No hace mucho tuvimos un debate sobre este tema en clase. En una licenciatura como Comunicación Audiovisual en la que nos preparan para “todo” y para “nada”, es necesario, o bien tener contactos, o bien, invertir en un máster que, por cierto, no suelen bajar de los 6,000 euros.

¿Y todo para qué? ¿Para que quizás no tengamos trabajo a pesar de todo? ¿Para que hayamos gastado mucho, mucho dinero en vez de ganarlo trabajando?

Porque cuando uno acaba una carrera, quiere empezar a trabajar y ganar su sueldo lo antes posible. Pero esto cada vez es menos usual, y se está convirtiendo en el pan de cada día cosas como “tomarse un año sabático, irse al extranjero a estudiar inglés, pasarse un año trabajando de cualquer cosa (con suerte) para ganar algo de dinero…”. Es una situación complicada.

Para todos, es verdad, es un momento crítico en el cual conseguir trabajo es todo un privilegio.

Pero como dice la noticia de El País, esto no es un problema actual, sino que lo acarreamos desde hace unos cuantos años.

Por otro lado, también es cierto que hay gente que se mete en la universidad como prolongación de sus estudios sin tener unas perspectivas claras. Hoy en día “todo el mundo” hace una carrera. Y parece más fácil que nunca conseguir titularse y quedarse en la calle esperando por un puesto de trabajo, sea cual sea.

Quizás ese también sea nuestro problema. Pasamos los 4 o 5 años de universidad creyendo que cuando acabemos tendremos trabajo y cuando nos topamos de golpe con la cruda realidad aceptamos todo aquello que nos den. Al fin y al cabo, no nos queda otra, ¿no?

Sea como sea, y sé que hay opiniones para todos los gustos, este problema, el de la sobrecualificación, nos afecta de lleno y debemos aprender a combatirlo.

¿Cómo? He ahí la cuestión.

 

Escriba un comentario