Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Seguimos soñando, que bonito, ¿no?



Esta semana ha sido singular, la verdad es que durante los últimos 7 días he desarrollado una serie de emociones diferentes, creo que he envejecido de un golpe al menos 10 años… no sé decirlo con claridad, pero algo me hizo “click”… u know!

Esta mañana mientras aprovechaba un momento, un paréntesis, para cortarme el pelo… me tome esos “5 segundos” para abstraerme del universo, y cual ciego inicie una búsqueda trascendente de lo que a mi alrededor había… me esforcé, me concentré por dejar aquel lugar y verlo desde una perspectiva, no sé, mística quizás?.. . No sé, incliné mi oreja derecha hacia un lado y la izquierda hacia el otro, sin llegar en momento alguno a percibir el zumbido de un colibrí… cosa por otro lado, complicada, partiendo del hecho que me encontraba en El Corte Inglés… (Por tener, tienen de todo… colibrís, no).

Curioso fue el instante en el que por esas cosas que “uno no sabe por qué”, empecé a sentir como caían sobre mi rostro pequeños cabellos que mi amiga la peluquera iba cortando, no sé, sinceramente suele ser exageradamente rápida y de hecho caigo por ahí cuando no tengo tiempo para nada más… pero por un instante el tiempo pareció detenerse, sentí como caían y caían uno tras otro sobre mi rostro, y lejos de incomodarme, lo disfruté como quien disfruta de la primera vez que toca la nieve… or something like that, cosa rara sí, teniendo en cuenta que suelo pararme pocas veces en estos detalles que siempre considero que son para aquellos que son “místicos”… jejeje

Estuve durante unos minutos en esa silla, pensando en la semana que viene, en los próximos meses y por supuesto, en los últimos que me ha tocado vivir… por un momento volví en el tiempo y recordé a mi padre… cuan alegre estaría hoy con mis aventuras, cuan feliz seria al ver que he sabido acumular mucha gente que me quiere… y por otro lado, que bien se lo estaría pasando con mis ocurrencias y “chalauras”… que por otro lado, son la esencia de mi vida.

Esta semana ha sido muy emocionante, he cerrado un acuerdo de colaboración muy interesante, hemos puesto en marcha un nuevo “ente”, he escrito algún artículo, cerrado algunos tratos, hemos presentado 14 propuestas (de las cuales sólo espero que se concrete la mitad, y listo), he participado de un par de conferencias en Perú (por vídeo) y he cerrado un par de tratos al otro lado del charco, ah!… también hemos convocado un evento en Santiago de Chile para la segunda semana de Diciembre y me han concretado un par de eventos en los que seré el speaker principal en Perú (para, según me han dicho, más de 1000 personas), durante la segunda semana de Diciembre (también)… y por confirmar, quedan algunas cosas, pero todo en marcha.

Como no podía ser de otra forma, hemos tenido también cosas malas, un dolor horripilante ha invadido mi ser, causado por mi suculenta encía en combinación con mi siempre cariñosa y nunca bien ponderada, muela del juicio 4 (así la llamo yo, fue la última en salir)… he padecido dolores de susto, e incluso hoy, sigo con la boca como Rocky Balboa, es curioso, me gusta Rocky pero no como habla… jejejeje, este impase además de incomodarme vilmente, me ha obligado a cancelar una charla que hubiera dado esta mañana para, según me dijeron, unas 32 personas en el Colegio de Agentes Comerciales de Málaga… aunque ya brindé las explicaciones del caso, y las disculpas correspondientes, desde aquí os reitero mi compromiso para una nueva fecha, lo siento… pero no puedo dar un speech en estas condiciones.

Esta semana será diferente, el domingo pillaré un avión y saldré de España, estaré montado en un “pájaro curioso” durante unas 12 horas desde que la puerta se cierre y se vuelva a abrir, cuando ésta se cierre estaré en Madrid y cuando se vuelva abrir, Dios Mediante, estaré en Lima (Perú)… estaré fuera aproximadamente durante un mes, tiempo durante el cual visitaré otros destinos y participaré de muchísimas actividades ya programadas… gracias a Dios, tenemos un muy buen soporte al otro lado del charco, y podemos movernos de un lado al otro como si de Madrid a Barcelona se tratase.

No solo estoy recapitulando todo lo de la última semana, que me faltarían folios, estoy intentando situarme en la sensación que tuve esta mañana… cuando sentía que los pelos me caían en el rostro y pensaba en lo inmensamente satisfactoria que se vuelve la vida cuando tienes el coraje de vivir tus sueños… cuando tomas la determinación de “moverte” y dejar ese reposo para el que nos han formado desde que el tiempo es tiempo… y de pronto un día te ves sentado en una silla, mientras te cortan el pelo, y sabes que lo que se te ocurra puede ser posible… no exagero, y quienes están conmigo lo saben, casi todo lo que se me ocurre lo pongo en marcha… y hemos ido caminando muy bien últimamente, con esfuerzo y con mucho tino, con dolores y cansancio extremo, con amigos y detractores, con gente que te apoya y gente que te quiere apoyar (pero hacia abajo, jejejeje)… en fin, que generar valor desde nuestras ilusiones es posible.

Esta tarde me miraba en el espejo, y tengo unas ojeras que bien podrían equiparse con las de un buen mapache, y el contorno de mi ojos se ha ido arrugando con el tiempo, no mucho, pero sí que han sufrido algunos cambios en el último año… me he mirado bien, y por un lado he pensado “hostia, necesito crema para despertares difíciles” (así se llama, no es broma), y por otro lado he visto satisfacción en mi sonrisa, cuando pienso en lo importante que es seguir adelante, en lo agradable de demostrar que todo es posible y en lo tremendamente gratificante que resulta el ver que tu esfuerzo vale para algo… si, en ocasiones incluso llega a valer dinero (jejejeje), pero la realidad es que en ello no radica el valor real de las cosas.

Tengo la firme intención de seguir trabajando duro para mejorar mi entorno, para mejorar la situación de muchos de mis amigos, y para que todos los que deseen avanzar, puedan encontrar en nosotros un verdadero apoyo… sólo quiero vivir en un lugar mejor, y me mantengo corriendo como la tortuga, mientras que muchas liebres siguen tomando el sol sin siquiera plantearse el riesgo de que UNA TORTUGA les gane la carrera.

Os animo a seguir vuestros sueños, a perseguir vuestros ideales, a buscarlos allá donde sea que estén, desde luego no estarán normalmente tan cerca como queremos, pero si los buscamos, aparecerán… si vamos a por ellos, los encontraremos, y si no los encontramos, lo más probable es que en el camino encontremos mil cosas nuevas, mejores e incluso que nos hagan más ilusión que lo que salimos a buscar, y ahí encontraremos la felicidad… y si te parece que es imposible, que ya has hecho todo lo posible y que sólo puedes seguir fracasando, dale con más fuerza, porque justo tras el peor momento se encuentra la satisfacción y la realización personal.

No renunciéis, no bajéis los brazos, no os conforméis con lo que os digan, ni con lo que leéis, ni con lo que las noticias dicen, ni con los “numeritos” de la bolsa, y la prima de riesgo, y esas cosas que sólo sirven para acribillar tus esperanzas… sobre todo cuando NO SABES QUE ES LO QUÉ QUIEREN DECIR… =) tú sigue adelante, que está todo mal, fenomenal… una oportunidad para que algo mejore, que vamos peor, mejor, vamos a esforzarnos más… tenemos que levantarnos cada mañana con esas ganas que en algún momento todos hemos sentido, esas ganas de comernos el mundo, de destacar, de ser mejores que el resto… de que se nos reconozca como “alguien importante”… simplemente para luego mirarnos al espejo y sonreír con satisfacción, total, en esta vida sólo estamos para eso, para dejar nuestra huella, para aportar nuestro granito de arena… alguno de vosotros está en este mundo por estar???… no me lo creo.

Sigamos soñando, equivocándonos, acertando, riendo, llorando, luchando y trabajando… que solo así viviremos en un mejor lugar… no lo olvidéis.

Todo es posible si así lo queremos y si así lo visualizamos, todo es posible, todo!!!

Un abrazo muy fuerte para todos, y salid ahí y comeros el mundo!!!!

Escriba un comentario