Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Posición de la fuente de luz



Un aspecto importante al tomar una foto, es verificar cuales son las fuentes de luz que tenemos disponibles. Algo que he aprendido por medio de clases de fotografía y también en la práctica, es que no hay mejor luz que la natural. Un precepto básico para todo fotógrafo, es tratar de utilizar el flash lo menos posible, especialmente si ese flash viene de una cámara de bolsillo.

No solo la luz duraque viene del flash resulta en imágenes con mucho contraste y planas, sino que a los protagonistas de la foto también les resulta muy incomodo (al menos esa es mi experiencia personal). Las formas más comunes de de clasificar la dirección de la que proviene la luz son:

  • Frontal
  • Lateral (90°, 45°, etc)
  • Contraluz
  • Luz vertical

Cada tipo de luz podrá generar diferentes sensaciones en el sujeto a fotografiar. Si unimos este concepto a la temperatura y dureza  de la luz, podremos obtener diferentes resultados. Veamos casos prácticos.

Luz frontal: es la menos preferida para las fotografía. Usualmente es el tipo de iluminación que se obtiene de usar el flash de la foto. El resultado de esta iluminación es la eliminación de las sobras, creando una foto plana, con poca textura. Por eso mismo, tiende a “pegar” el sujeto al fondo, o crear sombras poco naturales detrás del sujeto. En mi definición, da como resultado la típica foto de fiesta de cumpleaños, creando un contraste extremo entre el sujeto y el fondo, volviendo este ultimo en un manchón oscuro.

Luz lateral: idealmente colocada en un ángulo de 90 grados, como el sol sobre un paisaje al amanecer, resalta las líneas y crea texturas, dando volumen a la fotografía. Es de cuidar la dureza de la luz, ya que de ser muy fuerte, puede crear sombras muy marcadas, perdiendo los detalles en las áreas de sombra. Una luz más utilizada en los retratos es la luz suave ubicada lateralmente a 45 grados, ya que disminuye el contraste entre luz y sombra así como suaviza las texturas de la piel, y realza los contornos con sombras difuminadas, creando volumen.

Contraluz: es cuando la luz se ubica en la parte trasera del sujeto. Un ejemplo es al atardecer, situando al sujeto entre la puesta del sol y la cámara. Se suele utilizar para crear siluetas, una faceta muy artística de la fotografía. Al utilizar iluminación de estudio, la contraluz puede dar realce a las líneas del sujeto.

Luz vertical: dependiendo del ángulo y la posición de la fuente, puede crear ciertos efectos. Colocada en un ángulo de más o menos 45 grados, puede recrear el efecto de la luz natural del sol, favoreciendo al sujeto de la foto. Ubicando la fuente de luz a 90 grados desde abajo, se da un efecto de terror. También está la luz cenital, ubicada a 90 grados por arriba. Esta crea un efecto dramático, pero también puede crean sombras bajo los ojos, nariz, boca y cuello, desfavoreciendo al sujeto, creando líneas poco naturales. Es quizás por eso que tomar fotos a pleno mediodía no es una buena opción.

Escriba un comentario