Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Por aquí hay de todo, menos crisis…



Este post va para poneros en situación de lo que llevo viviendo durante la ultima semana, que no ha sido poco y tiene pinta de aumentar exponencialmente conforme pasan los dias. Bueno, buenooooo, todo empezó asi:

En esta ocasión, haré de reportero desde la lejanía… es curioso, no?… Podemos cambiar de oficio en “cero coma”, cuando la situación lo amerita, no sé, haré uso y acopio de mis capacidades de comunicador y os contaré un poco de lo que estoy viviendo desde hace 7 días, desde aquí, al otro lado del charco.

Domingo 27 de Noviembre, 18:50 horas (hora de Lima, Perú), el fantástico IB6651 posa sus ruedas con suavidad (que aterriza, vamos) sobre la pista del aeropuerto internacional Jorge Chávez, este avión, además de muchas otras cosas, lleva en su interior a quien en este momento escribe… Fueron casi 12 horas de vuelo, un montón de folios del libro que me compre en Barajas (“EVENTO”, bastante bueno), unos cuantos centímetros de hígado más (claro, 12 horas de vuelo dan como para un kilo de “fuá”, jejeje) pero sobretodo, con la firme esperanza de desembarcar rápidamente, sellar la entrada (me dieron un visado de 60 días, nada mal), pillar mi maleta y salir pitando a por una ducha y algo de relax.

De momento la cola para el pasaporte ya tenía lo suyo, aunque fue bastante ágil, el funcionario me dijo: “¿Cuánto tiempo se quedará en Perú?”, yo: “30 días”, él: “Muy bien”… cuando de pronto un SAMP!! me devolvía a la realidad, era el sello que habían aplastado contra mi pasaporte, y con un rápido movimiento de muñeca, ZAS!… Tenía un “60” en la parte de “días de permanencia” (pensando yo, ¿para qué preguntan nada?), luego, pronto y dispuesto salí echando hostias hacia mi maleta… cinta 6 (from Madrid, u know)…

Tras agolparme contra medio millón de personas (exageración literaria, of course, serian 300mil, no más, jejejeje), e ir sintiendo como mi cara iba cambiando de forma, color, semblante y como mis ojos se iban poniendo cada vez más cuadrados contando las, ¿que habrán sido?, unas 3000 vueltas las que el hipódromo vino y se fue… una pregunta empezó a rondar mi cabeza, un sentimiento embargaba mi corazón y una preocupación, latente ya desde que compré el billete con una “IB” delante, iban dando forma a mis labios, desde los cuales con florida convicción de romance y emoción, surgió una única frase: “where is my fucking maleta???” snif snif…

2 horas después de agolparme contra un millón de personas, ahí seguía yo, con cara de circunstancia y decidido a prenderle fuego al aeropuerto, no en vano he dedicado algunos años de mi vida a este tipo de recintos… =) no sé, fue una sensación de curiosidad, furia, impotencia, pero sobretodo, de preocupación, ya que necesitaba mi ropa para la reunión del lunes por la mañana =( que cachondeooooooooooooo!!!!!

Bueno pues, con el halo que un súper sayajin desprende, me acerque al mostrador de “reclamación”, donde un par de elementos, cada uno más curioso que el otro me miran y me dicen “dígame, en que le podemos atender?” (me sonó al “qué hay de nuevo, viejo?” de Bugs Bunny)… siempre rápido y colosal, les dije… “pues mira, quiero comprar un billete de vuelta a Madrid, y lo quiero ahora”… a lo que ambos se miraron uno al otro y tras girar sus rostros consternados me dijeron: “este es el mostrador para reclamar temas de equipajes”… así que bueno, sin ánimo de discutir más, les dije: “vale, entonces quiero reclamar que mi maleta no ha salido”… (letrero de “reclamaciones” = “para reclamar, no?” => “no preguntes que deseo”)

Le digo al “sujeto A”: “mi maleta no ha salido”, y el “sujeto B” con cara de ilusión o nerviosismo, pero con una sonrisa al fin, me mira y dice (antes que el otro diga nada): “Uff, ya se perdió”… no sé, todos los que me conocéis, seguro que en este momento ya os estáis imaginando al pobre “sujeto b”, no? jejejejejeje… pues no, no pasó nada… puesto que SE que es imposible que mi maleta se pierda, lo sé, ya no me pregunten por qué, ya que tendría que cobraros (jajajajaja), pero sé que no se pierden, simplemente podría aparecer al otro extremo del mundo, haberse quedado en origen, o cualquier cosa, pero perderse no… las maletas no se pierden… (Claro, siempre algún listo las puede robar, pero siempre sabes donde estuvo por última vez, es difícil que se pierdan, muy complicado).

En fin, me ahorraré los siguientes 30 minutos de sucesos… lo importante es que mi maleta llegó al día siguiente, en el vuelo de las 6:50 am =), así que a las 9 en punto estaba yo en aduanas, sacando mi maleta… la cual, como pueden ver, llegó en perfecto estado de conservación, jejejejeje

Bueno, la cosa es que arrancó la semana… van 7 días, ok?… llevo ya 12 reuniones, todas bastante formales con gente de alto nivel empresarial y también con algunos profesionales independientes, llevamos encaminados dos procesos de selección (estamos buscando 2 técnicos y 4 diseñadores gráficos), hemos dado entrenamiento en materia de “Gestión de Servicios” al ministerio de educación del Perú y a una importante empresa española (Call Center), con sede en Lima, y eso sólo durante el primer “lunes a viernes”.

Una impresión que tengo y que día a día compruebo, es que todo está listo para diferentes cosas, el mercado es completamente receptivo y existen mil oportunidades, aquí el tema económico no tiene problema, todo marcha viento en popa, la gente se queja de mil cosas menos del dinero (no en vano, la clase “C” es el 35% de la población), hay una cantidad tremenda de profesionales listos y preparados para trabajar, y la verdad es que el nivel que podemos alcanzar estando aquí, es singularmente ventajoso. Podemos resumir todo lo que llevo viendo esta semana en una sola frase: “aquí está todo por hacer”, y tenemos que apoyar el tema, tenemos que movernos rápidamente para generar más oportunidades para todos, apoyar el crecimiento de este país es apoyar nuestras propias oportunidades, es invertir en un futuro mejor para todo el mundo… ahora bien, esto implica moverse a un ritmo que muchos no conocen, pero es sin duda una tremenda oportunidad de desarrollo.

Por nuestra parte hemos decidido apoyar directa e indirectamente el tema, y estamos trayendo a nuestros “mejores  amigos” con nosotros, los que han creído en nuestro proyecto, los que nos están apoyando en serio y quienes están en capacidad de invertir y moverse firmemente con nosotros (no tengo tiempo para los inseguros, básicamente), y a nuestros amigos locales (que ya son varios), les daremos una muestra de nuestra contundencia al momento de trabajar duro y firme.

Por ir adelantando noticias, junto con uno de nuestros amigos y socios locales, en breve lanzaremos un Education Center que dará muchísimo de que hablar, apoyaremos el emprendimiento y la innovación hasta cotas poco vistas, de momento; y pondremos en marcha un sin número de iniciativas que ya tenemos planificadas desde hace meses y para el que sólo había que identificar el terreno ideal. Personalmente estoy muy emocionado y satisfecho, ya que incluso participaremos muy estrechamente en el lanzamiento de una nueva universidad privada, una muy ambiciosa apuesta por hacer las cosas de manera diferente y aportar valor a la juventud, y claro, con esos objetivos… tenía que estar metido en medio, es que me gusta el proyecto, es así y punto!… el mundo ya no tolera a los borregos, sencillamente estan “OUT”

Siempre lo digo, y lo seguiré diciendo: si hay que trabajar, se trabajará, si hay que esforzarse, nos esforzaremos, pero las cosas se TIENEN que hacer, no somos amantes de las palabras huecas, y personalmente soy enemigo de quienes dicen “si, si, si” y luego no hacen NADA… o los que luego se preocupan en buscar qué criticar y en dinamitar las ideas, simplemente porque no se les ocurrieron antes… en cualquier caso, ahora ya no hay tiempo, el que quiera apoyar que apoye, pero ya no es el tiempo en el que te decía “te sumas?”… me parece que estamos bien equipados para generar lo que venimos a generar.

Por lo pronto, me quedan aún 3 semanas por aquí, tras las cuales volveré a España (para salir nuevamente en Enero a Centroamérica), y volveré en Marzo a Lima nuevamente, y así sucesivamente, ya que la que estamos montando por aquí reclamará al menos el 50% de dedicación plena y personal por mi parte, y como todos vosotros sabéis, no me importa viajar ni deslomarme, así que con un poco de “suerte”, las cosas saldrán como Dios manda.

Eso sí, llevo 7 días comiendo que da gloriaaaaaaaaaaaa… la comida es sencillamente exquisita y aunque esto siempre lo hemos sabido, son cosas que no tienen comparación, no en vano está encaminada a ser “patrimonio inmaterial de la humanidad” =) y si no me creeis, echadle un vistazo a esto:

Aviso a navegantes: El primero que traiga Jamón de Huelva y PIPAS, se forra seguro… hay que ver lo que gustan las dos cosas (el bueno, claro, y las grandes y saladitas, jejeje), y lo difícil que es encontrarlas… sencillamente NO HAY… he estado en uno de los sitios más sibaritas y exclusivos… y el jamón es “saladoooooooooooo”… =)

Venga, sigamos, que por aqui y por todos lados, hay mucho por hacer aún… vamoooooooooooos!!!!!

Escriba un comentario