Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

De mayor, quiero ser como tu / I wanna be like you



-¡Niños, no os olvidéis de que mañana es el día de los padres!
Todos salíamos de la clase a empujones, como si acabáramos de escuchar sonar la alarma de incendios. Pero yo iba con mi amigo, lentamente, mientras en mi cabeza se daba lugar una explosión de pensamientos.
El día de los padres, un evento traído de América, en el que todos los papas hablan durante 20 minutos sobre lo que hacen en su vida laboral, animándonos a los más pequeños a crear nuestros propios sueños.
Aquel día, y desde hace un par de años todos los días, me venía a recoger al colegio mi papa. Antes, cuando era más pequeño, recuerdo que mama y papa siempre se peleaban porque al parecer no cuadraban los horarios. Pero desde hace un tiempo, era mi papa quien me venía a recoger y mama siempre decía que el tenia mucho “tiempo libre”.
En ese instante, me quede pensando, ¿de que hablara mi padre mañana? El ya no se pasaba todo el día fuera, y aun y todo pareceia más cansado y malhumorado, y mama siempre se mostraba muy irritante con él.
Al llegar a casa, lo primero que comente fue la idea de la profesora de seguir llevando a los papas a clase.
-Mama, Papa, mañana es el día de los padres en nuestra clase.
Papa dibujo una sonrisa a la vez que su mente ideaba una solución para el aparente problema, sin embargo mama no lo veía nada viable.
-Peter, no puedes ir, ¿que vas a decirles a los niños, que no haces nada? ¿Que te pasas las horas buscando trabajo? ¡Dejaras a Joshua en ridículo!
-Cariño, no te preocupes, no soy la única persona que se ha quedado sin empleo debido a la crisis, es algo de lo más normal, no tienes por qué sentirte avergonzada.
Parecía que papa estaba muy dispuesto a enfrentarse contra 30 niños así que puse punto y final a la discusión.
-Papa, me encantaría que vinieras.

Al día siguiente, me desperté optimista ya que me había fijado que mi padre se había pasado casi toda la noche trabajando en algo interesante de que hablar en los duros 20 minutos de hoy.
Ya en la clase, sentados, todos los papas con sus hijos, hablando sobre lo que iban a decir, esperando no recibir demasiados abucheos. Los niños podemos llegar a ser muy malos. Le veía a papa un poco nervioso, se debía a que no paraban de presentarse banqueros, policías y médicos.
…y aquella fue la primera vez que salve a alguien de un incendio…
Aplausos.
-Muy bien, ahora es el turno del papa de Joshua, Peter.
-Suerte papa.
-Buenos días. He sido muchísimas cosas en la vida, cuando era joven trabaje como repartidor de pizzas durante unos años, recuerdo que algunas no llegaban porque nos las comíamos antes. Mientras trabajaba, me licencie en finanzas y empecé a trabajar como vendedor de automóviles. Se me daba muy bien mi tarea, vendía unos 2 coches al día, y los clientes estaban siempre muy satisfechos. Mi empleo consistía en hacerles llegar el mejor de los coches a un precio inigualable, y siempre lo conseguía. Pero un día, dejo de venir gente, al parecer nadie podía permitirse el lujo de comprar un coche. Me despidieron y cerraron el negocio. Desde entonces, me levanto temprano y busco trabajo de mil maneras diferentes; ojeo el periódico, pongo anuncios, carteles, voy a otros negocios en busca de alguna oportunidad… Pero todo parece inútil, hay muchísima gente como yo, buscando exactamente lo mismo y es casi imposible de lograr que alguien se fije en ti, y aunque se fijaran, nadie puede contratar a un empleado. Pero no quiero que os quedéis con la idea de que no hago nada, porque eso es mentira, soy un luchador, como muchos. Un luchador que pelea para que vosotros, no tengáis que estar jamás en mi lugar. Con esa idea, conocí en la plaza del pueblo a mucha gente, y juntos formamos un ejército que luchara para que a nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos no les falte de nada. A sí que, puedo decir que soy un guerrero para que vosotros podáis ser los supervivientes.

No sé si fue por la intensidad de sus palabras, o porque de verdad, mi papa era un combatiente pero no pude escuchar nada más que aplausos.
-Bien dicho papi. ¿Sabes qué? de mayor, quiero ser como tú.
-Gracias hijo.

- Kids, do not forget that tomorrow is The Father’s Day!
All the class went out pushing, as if we had just heard the fire alarm, but I went with my friend, slowly, while in my head was an explosion of thoughts.
The Father’s Day, an event brought from America, in which all the fathers are for 20 minutes talking about what they do in their working lives, encouraging the little ones to create our own dreams.
That day,and for a couple of years every day, my dad used to come to school to pick up me. Back when I was younger, I remember mom and dad are always fighting because apparently did not fit the schedule. But for a time, it was my dad who came to pick me and mom always said that he had much “free time”.
At that moment, I was thinking, what my father will speak about tomorrow? He no longer spends all day outside, and he seems even more tired and moody, and mom was always very irritating to him.
Upon arriving home, the first to comment on was the idea of ​​the teacher.
-Mom, Dad, tomorrow is the day of the parents in our class.
Daddy drew a smile while his mind devised a solution to the apparent problem, however my mom did not seen anything viable.
-Peter, you can not go, what would you tell kids, that you do nothing? What you spend hours looking for work?
-Honey, do not worry, I’m not the only person who has lost the job due to the crisis, is something normal, you need not feel ashamed.
It seemed that Daddy was reluctant to face off against 30 children so I put an end to the discussion.
-Dad, I would love you to come.

The next day I woke up optimistic because I noticed that my father had spent most of the night working on something interesting to talk about tough 20 minutes of today.
Back in class, seated, all the dads with their children, talking about what they would say, hoping not to get too many boos. Children can be very cruel. I saw my dad little nervous because the other fathers were better than him; bankers, police and doctors.
… And that was the first time I saved someone from a fire …
Applause.
-All right, now is the turn of Joshua’s father, Peter.
-Good Luck dad.
-Good morning. I’ve been many things in life, when I was young my job was to deliver pizzas for a few years, I remember that some did not come because we eat them before. While working, I majored in finance and started working as a car salesman. I was good at my job, sold about 2 cars a day, and customers were always satisfied. My job was to get them the best car at a great price, and always succeed. But one day, people stopped coming, apparently no one could afford to buy a car. My boss dismissed me and closed the business. Since then, I get up early and looking for work in a thousand ways, leaf through the newspaper, post notices, posters, go to other businesses in search of opportunity … But everything seems useless, there are many people like me, looking exactly the same and it is almost impossible to get someone to notice you, and even be fixed, no one can hire an employee. I do not want you to stay with the idea that I do nothing, because that is a lie, I’m a fighter, like many. A fighter who fights for you, for not be never in my place. With that in mind, I knew in the town square to many people, and together we form an army to fight for our children and our children’s children will not lack anything. To do that, I can say I’m a warrior so that you may be the survivors.

Maybe it was because of the intensity of his words, or because really, my dad was a fighter but I could not hear nothing but applause.
-Well Daddy. You know what? I want to be like you.
-Thank you son.

Escriba un comentario