Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

Asistir a una entrevista de trabajo



http://aida-roura.suite101.net/asistir-a-una-entrevistar-de-trabajo-a73923

(Si os gusta agradecería que hicierais click en me gusta en la página de arriba. Muchas gracias!)

 

El día de la entrevista es importante saludar al entrevistador cordialmente, sin expresar familiaridad, tratando de ser agradable, educado y cortés.

Llegar siempre puntual a la cita, aunque si te levantas tarde mejor llegar con unos minutos de retraso antes de aparecer mal peinado o sin la ropa adecuada. Si por casualidad ocurriera siempre se pedirán disculpas pero nunca se darán excusas.

Recordar siempre las siguientes directrices básicas:

Dientes

Una bonita sonrisa.

A la hora de conseguir un trabajo e incluso a nivel emocional es realmente necesario no temer a sonreír, para eso se necesita una boca limpia y muy cuidada. Una sonrisa en condiciones es una tarjeta de cara a la sociedad y proporciona una autoestima en condiciones, sin la cual el comportamiento que se muestra es cerrado, nadie puede sentirse a gusto ni capaz si no puede mostrar emociones o sentimientos positivos, y así demostrar que se es una persona amable y optimista.

Cuerpo

Una silueta elegante.

Por desgracia en esta sociedad se le da mucha importancia a la imagen. Si no tenemos una silueta envidiable, podemos conseguirla mediante la ropa, dejarse aconsejar por los profesionales ayudará mucho en nuestra elección. Es bueno insinuar, pero nunca enseñar. Se deben evitar los tops demasiado cortos o los escotes exagerados. Cualquier trabajo exigirá profesionalidad, tanto en nuestra comunicación y habilidades como en la imagen, siempre pensando de cara al cliente.

Es importante tener en cuenta que se valora más una imagen impecable a una persona que sigue la moda, hablando siempre solo de cara a la entrevista.

Piel

Un cabello sano.

El cabello es la cima de la colina por así decirlo, si un pelo está sano, cuidado y con buen aspecto, asumirán que te interesa la sensación que puedes dar a las personas, quieres estar presentable y en condiciones higiénicas.

Para ello debemos evitar un color demasiado llamativo o extravagante, y los cortes estrafalarios. Es interesante que no sea demasiado voluminoso. En el caso de tener un cabello natural muy denso y voluminoso, sería recomendable vaciarlo y realizar un corte para que no de la sensación de querer esconder la cara bajo el pelo. En el caso contrario, el de un pelo demasiado lacio, se puede realizar un corte muy desfilado e irregular para que le de movimiento e incluso se podría dejar un flequillo ladeado.

Piel

Un rostro limpio.

Si la finalidad es conseguir un empleo, un rostro limpio, sonriente y cuidado te dará muchísimas posibilidades.

Si quieres una opinión fiable y profesional se puede acudir a un centro de estética o a una farmacia donde harán un estudio de piel y aconsejarán con productos y tratamientos asequibles e incluso con algunas recomendaciones alimentarias y de maquillaje.

Siempre hay que tener en cuenta que demasiado maquillaje es lo mismo que una máscara, mucho mejor un rostro limpio, a lo sumo podemos aplicar una base lo mas neutra posible, unos toques de colorete y algo de máscara de pestañas, muy poco.

Entrevista

La comunicación.

Por supuesto se debe acudir a una entrevista en la que sepas que el empleo que ofrecen está a tu alcance o te ves completamente capaz.

La comunicación corporal es muy importante aunque la persona que te entrevista no se fije en ello. El momento de entrar en la sala ha de hacerse con toda seguridad, nunca con prepotencia pero si con optimismo y con una sonrisa profesional. La primera impresión es la que más importa.

Es necesario un apretón de manos firme y fuerte, protocolariamente un apretón profesional y seguro debería durar unos 3 segundos aunque si hubiera confianza, que no es el caso, podría llegar a los 5 segundos.

Evitar siempre cruzar los brazos y piernas, da la sensación de no estar cómodo y cerrarse en uno mismo, y esto nuestro interlocutor, inconscientemente, lo nota. De la misma manera no debemos juguetear con las manos constantemente ni repasarse el cabello insistentemente. El contacto visual es primordial, denota confianza y atención. Responder siempre a las preguntas con frases cortas y bien estructuradas, sin rodeos o extenderse en explicaciones.

Demostrar siempre interés por el puesto de tr

Apretón de manos

abajo. Al final de la entrevista siempre se debe agradecer el recibimiento y despedirse cordialmente.

Recordar siempre utilizar las mejores “armas”: la sonrisa, la educación y el respeto.

Escriba un comentario