Humanonline

Trabajo, estudios y cursos

20 cosas que conviene evitar en una entrevista o reunión de trabajo.



  1. Carecer de un objetivo claro y de unos temas concretos a tratar.
  2. Quedarte sentado o estar hablando por teléfono cuando entra tu interlocutor. Como dijo Groucho: “nunca tendrás una segunda oportunidad de causar una primera buena impresión“.
  3. Dar un apretón de manos “mediado” o con la mano blanda. Eso es especialmente importante para las mujeres que lo suelen hacer más que los hombres.
  4. No mirar a los ojos ni sonreír cuando saludas y te presentas.
  5. Olvidar el nombre de tu interlocutor en cuanto te lo dice. Haz un esfuerzo de retención: merece la pena. No hay sonido más armonioso para el ser humano que su propio nombre.
  6. Empezar a hablar sin dejar tiempo a la otra persona de sentarse y ordenar sus ideas.
  7. No saber o haber establecido una duración concreta de la reunión, ya que en función del tiempo disponible podrá uno extenderse más o menos en cada tema.
  8. Escuchar solo a medias las preguntas que te hacen lleva a responder otra cosa.
  9. Olvidarse de apagar el móvil y que éste suene en mitad de la reunión.
  10. Interrumpir a tu interlocutor para añadir algo a lo que está diciendo, es mejor dejarle terminar. Si tienes miedo de que se te olvide lo que querías decir, anota tu idea para comentarla después.
  11. Contestar de forma impulsiva a las preguntas. Suele dar mejor resultado reformular la pregunta con tus palabras para asegurarte de que has comprendido bien y ganar tiempo para ordenar la respuesta.
  12. Utilizar tecnicismos, siglas o palabras complejas que el otro pueda no entender.
  13. Usar palabras malsonantes o demasiado coloquiales que puedan chocar a tu interlocutor. La corrección en el lenguaje ayuda a no meter la pata, por más distendido que sea el ambiente.
  14. No argumentar con hechos concretos tu respuesta. Si, por ejemplo, dices que eres una persona que se adapta fácilmente al cambio y llevas 20 años en el mismo trabajo, será conveniente que aportes otros hechos que muestren lo que quieres decir.
  15. Enrollarte más de lo necesario. Los refranes suelen acertar porque reflejan la sabiduría popular: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”.
  16. No llevar ningún soporte impreso (o en el ordenador, Ipad o similar), como por ejemplo tu Curriculum, ya que aunque la otra persona lo haya visto en otro momento, te ayudará a no olvidarte de hablar de determinados temas o logros.
  17. No aportar material gráfico (si dispones de él) para reforzar tus logros, por ejemplo: un vídeo, un blog, un diseño… Le dará un toque original a la reunión y reforzará el índice de recuerdo en tu interlocutor.
  18. Evita estar demasiado serio. La sonrisa y la amabilidad siempre suman puntos.
  19. Olvidarte de repetir las conclusiones y establecer puntos de acción para el seguimiento de la reunión. Como por ejemplo: mandar una propuesta, llamar en una semana, pasar un pedido… Y luego ¡cúmplelo! Y por último:
  20. No te rasques JAMAS la nariz

Esto último es broma, pero me faltaba un punto para los 20. ¿Un post tiene más lectores si se utilizan números redondos? No lo sé, pero queda más bonito el título. Este artículo, además de aportar ideas para entrevistas o reuniones de trabajo, es un experimento porque he leído que los posts con números (redondos o cuadrados) y en negativo (“lo que no has de hacer”) tienen buena acogida. ¡Feliz semana y reuniones provechosas!

Fuente: Natalia Gómez del Pozuelo. wordpress

Escriba un comentario